Sun. Nov 18th, 2018

Bill Gates presenta un novedoso retrete que convierte las deposiciones en fertilizantes

Bill Gates presentó su novedoso retrete. Cortesía de Bill Gates Twitter.

El fundador de Microsoft, Bill Gates, está dispuesto a cambiar las cosas a través de un novedoso dispositivo que acaba de presentar: un retrete que no necesita agua ni sistema de depuración para poder funcionar y que transforma los desechos en fertilizantes.

Este modelo de inodoro fue presentado por el propio Gates en una exhibición en la que se muestran los avances tecnológicos de saneamiento que tuvo lugar en Pekín y que tiene como fin la lucha contra la crisis mundial de saneamiento.

Gates ha explicado en un comunicado enviado por la fundación que preside junto con su mujer Melinda Gates que esta exposición “presenta por primera vez tecnologías y productos de saneamientos descentralizados radicalmente nuevos y listos para comercializarse”.

Pues bien, ha sido en este evento donde Bill Gates ha lanzado su nuevo proyecto, un retrete que no necesita agua para funcionar ni tampoco conectarse a un sistema de saneamiento, que además convierte las deposiciones en fertilizantes.

Según ha explicado Gates en un vídeo que ha compartido en sus redes sociales, este tipo de inodoro se está utilizando, a modo de prueba en la ciudad sudafricana de Durban, lugar en el que también se están testando otros modelos que se alimentan de energía solar.

En opinión de Gates, con la puesta en marcha de estos dispositivos, se puede reducir el número de muertes y el impacto que tiene la falta de higiene en la salud de la población en los países más pobres.

En este sentido, y en un momento de su presentación, Bill Gates sostuvo en sus manos un tarro de heces para explicar a los asistentes de que este tipo de desechos pueden provocar enfermedades como diarrea o cólera y que causan cerca de 500.000 muertes de niños menores de cinco años cada año en todo el mundo. Todo ello por enfermedades relacionadas con la falta de higiene.

Asimismo, ahondó aún más en el tema explicando el alto coste sanitario que tiene este tipo de problemáticas, ya que se pierden más de 200.000 millones de dólares por los gastos derivados de este tipo y por la falta de un saneamiento adecuado.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, que también participó en este evento, anunció que su organización se aliará con la Fundación Bill y Melinda Gates para llevar instalaciones sanitarias seguras a todo el mundo.

La fundación del fundador de Microsoft prometió que se invertirán otros 200 millones de dólares para poder reinventar los inodoros, a lo que se tiene que sumar la cifra de más de 200 millones de dólares que lleva invertidos desde 2011.

Casi 900 millones de personas en el mundo se ven obligadas a defecar al aire libre, según datos de la ONU que además indican que el 60 por ciento de la población mundial no cuenta con instalaciones sanitarias adecuadas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *